¿Por qué cuesta tanto hacer innovación abierta?

 

Lo difícil de la innovación abierta

La innovación abierta, término popularizado por el famoso profesor de la Universidad de California Henry Chesbrough, se refiere a lograr que una organización haga un proceso de innovación en colaboración con externos. Ya sea porque los externos proveen ideas, recursos, conocimientos, medios de comercialización o cualquier otro insumo requerido. Lo particular de la innovación abierta es que el riesgo sigue siendo compartido entre las partes que se embarcan en la aventura y que hay un conjunto de acuerdos, tácitos o explícitos para compartir y, al mismo tiempo, proteger el conocimiento.

No es fácil esto de hacer innovación abierta. Dos o más organizaciones, con culturas diferentes, con procesos particulares, con sus propios intereses, deben coordinarse muy bien si desean que un proceso de innovación, ya difícil por sí mismo cuando se trata de hacer internamente, funcione bien.

Pero cuando un directivo de una empresa piensa en hacer innovació abierta suele tener sentimientos encontrados. Por un lado, le emociona que la organización pueda tener acceso a conocimiento nuevo e importante, que le permitirá hacer cosas que por sí sola no podría (o tardaría mucho tiempo), pero por otro lado, tiene muchas prevensiones frente a la dificultad del proceso.

¿Qué le preocupa?  Veamos:

TIEMPO: Poner al tanto al recién llegado es una tarea demandante. Explicarle cómo funcionan las cosas aquí, quién es quién en la estructura de la organización, cuáles son las prácticas habituales y los procesos oficiales… Todo esto requiere tiempo y coordinación. Y ahora pensemos que eso hay que hacerlo también en el otro sentido. No basta con que el otro (el aliado en el proyecto de innovación abierta) nos conozca bien, hay que invertir el mismo tiempo tratando de entender sus particularidades. Al comparar este esfuerzo con el requerido para coordinar un proyecto interno, la innovación abierta suele entrar perdiendo…

ESTILO: Nos estresan los estilos distintos que tienen los externos. Hablan diferente, manejan distinto las reuniones, tienen costumbres que nosotros hemos descartado o que nunca hemos adoptado. Y estas diferencias, por sencillas que parezcan, pueden afectar la percepción de idoneidad o competencia del otro, pueden crear puntos de fricción o pueden generar malos entendidos. De manera que cada organización tendrá que mostrarse muy flexible para adaptarse al estilo del otro y evitar que pequeñas diferencias afecten el proceso.

ORGULLO: En un proceso de innovación abierta llegará el momento en que se tenga que ceder. Utilizar la idea del otro en vez de la nuestra. O su forma de hacer algo. Y esto no nos suele gustar mucho. Siempre es tentador volver a la forma de trabajo aislado, en la que hacemos las cosas que SABEMOS que funcionan bien, sin necesidad de ceder nada ante extraños. Y cuando pensamos que, además, ellos se van a quedar con buena parte del crédito, pues esto nos enoja aún más…

CONTROL: Muchas organizaciones han trabajado fuertemente para tener sistemas internos que les permitan tener el control de todo lo que sucede en los procesos. Y cuando llega la innovación abierta, descubren que ahora tienen un escenario en el que no tienen completo control. “Los otros” están a cargo de cosas importantes y nosotros tendremos que confiar. No los podemos controlar como lo hacemos con los equipos internos. ¿Podremos soportar esta sensación de falta de control? ¿Podremos depositar la confianza necesaria para dejar que el otro haga su parte si nuestra supervisión?

PARANOIA: ¡Y claro! Nos ataca la paranoia del innovador. Una organización que está compartiendo conocimientos valiosos, tan valiosos que justamente pueden ser origen de innovaciones poderosas, siente miedo de que sus secretos dejen de serlo y que pierda una ventaja por la que ha trabajado fuertemente. Muchos de nosotros hemos soportado la paranoia del innovador: tenemos una idea que no queremos contar porque sentimos que nos la van a “robar”. En el caso de las organizaciones trabajando en innovación abierta, esto se suele resolver con flamantes acuerdos de confidencialidad. Pero aún así…

 

Te puede interesar “Los paradigmas y la innovación“.

 

Estas cinco barreras culturales pueden convencer a los directivos de una organización de dejar a un lado cualquier intento de abrir la innovación.  Quizá es tiempo de analizarlas de forma consciente en cada situación y pensar en estrategias para superarlas.

 

 

 

Edgar Guillermo Solano

Director WakeUpBrain Academy

Autor del libro “Innovación para cabezas cuadradas”

gsolano@centrodeinnovacion.com

@solanobrainer

www.edgarguillermosolano.com

 

 

 


Si desea inscribirse en la “Gamipedia”, la publicación periódica con trucos para aplicar la gamificación en las empresas, por favor registre sus datos aquí :


Registrando los datos se autoriza el envío de contenidos relacionados con Gamificación e Innovación.

¿Por qué cuesta tanto hacer innovación abierta?2022-02-12T06:44:55+00:00

¿Qué falta en Latinoamérica para ser líderes en innovación global?

 

«Guillermo Aguirre y las 12 Barreras para la innovación en Latinoamérica»

El Sabio invitado hoy a nuestro Concejo de sabios es: Guillermo Aguirre, uno de los líderes de innovación más experimentados de México. Con sus dos Maestrías internacionales y su doctorado en ingeniería de Cambridge, Guillermo es uno de los conocedores más profundos de los procesos de innovación en empresas reales en América. Es CEO y fundador de Innovalia Consulting Group, es socio fundador del Consejo de Líderes en Innovación y Tecnología (Qurio Group), Presidente de la Academia mexicana de ingeniería y cofundador del LatIPnet
en Silicon Valley. ¿Suficiente? Si. Impresionante. Pero lo más destacable de Guillermo no es su sobresaliente historial de logros sino su claridad mental y su capacidad de análisis de la realidad innovadora en Latinoamérica.

En una entretenida sesión jugando WakeUpBrain, logramos extraer del cerebro de Guillermo un diagnóstico de la situación de la innovación en Latinoamérica y un resumen de las principales barreras que esta enfrenta. Esta es la lista:

1. No se usa la capacidad académica para generar innovación. Muchos de los esfuerzos académicos no son más que un refuerzo de Status Quo. Búsqueda de posicionamiento o auto-justificación, medidas solo por la cantidad de publicaciones académicas y no por el impacto en la sociedad. La cantidad de innovadores cuyo origen e inspiración es el sistema académico es aún muy, muy bajo.

2. No es fácil aprovechar la propiedad intelectual. Los procesos de protección, acceso y aprovechamiento de la propiedad intelectual no están diseñados para facilitar y promover la innovación. Esto se refleja en el bajo número de patentes y en el bajo aprovechamiento de la pocas que existen.

3. Faltan estímulos o reconocimientos. Latinoamerica es una región donde el espiritu innovador pierde protagonismo ante la actitud “adaptadora”, que busca copiar iniciativas foráneas. Hay un gran espacio para ser innovador a la hora de reconocer y estimular las innovaciones locales que hagan aportes significativos a la sociedad.

4. No se difunde el trabajo y logros en innovación. Tanto al interior de las organizaciones como en el mercado, las innovaciones latinoamericanas de alto impacto tienen muy poca visibilidad y difusión. Mecanismos para que los medios, las redes sociales y demás canales de comunicación “pongan de moda” la innovación latina.

5. Faltan productos emblemáticos de la innovación en América latina. Quizá como resultado de los anteriores puntos, la literatura y comunicación alrededor de la innovación en América latina está poblada de casos y ejemplos tomados de la industria europea, japonesa o norteamericana. Íconos locales pueden ayudar a romper el paradigma de “la innovación verdadera sucede fuera”

 

Innovation barriers

 

6. Faltan proyectos ambiciosos de gran alcance. Y sobretodo gestionados de manera estratégica. Este tipo de proyectos mueven el ecosistema innovador apoyando el nacimiento de generaciones nuevas de investigadores, gestores y líderes de innovación. Generan creadibilidad en la innovación latina en el resto del mundo y atraen talento extranjero de alto valor (O evitan la fuga de talento local)

7. Faltan mecanismos para agrupar y permitir a quienes trabajan en innovación colaborar efectivamente. Las actuales redes aún se mueven a velocidad lenta y no producen resultados que impacten a nivel global. Solo algunos “representantes” de los países se encuentran en espacios de élite. Es necesario que la dinámica de interconexión llegue a todos los que hacen parte de procesos de innovación en todo tipo de organizaciones a lo largo del continente.

8. Faltan héroes latinoamericanos que inspiren. Los héroes de la innovación son todos extranjeros. Y este hecho refuerza la idea de que nuestra región no es adecuada para la innovación. No se trata de encumbrar artificialmente a directivos de nuevos unicornios, sino de encontrar ejemplos de héroes que han hecho innovación de alto impacto en nuestro propio medio.

 

Te puede interesar la inteligencia creativa y Aristoteles y la innovación.

 

9. No dominamos el componente más blando de la innovación. Se trata de un conjunto de habilidades y actitudes que permiten a los equipos funcionar eficientemente cuando trabajan en la búsqueda de soluciones novedosas. Debemos trabajar fuertemente en mejorar nuestra capacidad de trabajo en equipo, la facilidad de comunicación, la capacidad para movernos en escenarios difusos y demás habilidades que llamamos “blandas”.

10. No hay una transición eficiente de la ciencia al emprendimiento. Después de un par de décadas de intentos, la ciencia sigue muy encerrada en sus laboratorios. La cantidad de empresas nacidas de procesos de investigación es asombrosamente baja. Aquí hay una oportunidad tremenda para mejorar.

11. Faltan “ejecutores” de la innovación. Y por “ejecutores” nos referimos a aquellos capaces de tomar una idea, que no sea propia, creer en ella y, a pesar del escepticismo, lograr sacarla adelante. No se trata de identificar gladiadores individuales sino de lograr que el paso rápido y efectivo a la ejecución se convierta en una característica de la cultura latina.

12. Nos falta acercarnos o conectarnos con la frontera del conocimiento. La posición latinoamericana en los escenarios internacionales de innovación sigue siendo muy tímida (Quizá un adjetivo mejor es “apocada”). Esto limita el acceso al conocimiento de primer nivel y genera desventajas que hacen difícil la generación de innovación globalmente competitivas.

 

 

 

Edgar Guillermo Solano

Director WakeUpBrain Academy

Autor del libro “Innovación para cabezas cuadradas”

gsolano@centrodeinnovacion.com

@solanobrainer

 

 

 


Si desea inscribirse en la “Gamipedia”, la publicación periódica con trucos para aplicar la gamificación en las empresas, por favor registre sus datos aquí :


Registrando los datos se autoriza el envío de contenidos relacionados con Gamificación e Innovación.

¿Qué falta en Latinoamérica para ser líderes en innovación global?2021-09-16T08:44:48+00:00

Innovena Día 9

Día noveno

Consideraciones para el noveno día:
Llegamos al último día de la novena. Un buen día para proponer 5 principios que un buen innovador debe seguir:
Principio 1- La innovación es un juego de equipo.  Realmente no importa quién propuso la idea que finalmente fué escogida. Los buenos innovadores admiran la magia de la creación colectiva más que el despliegue de egos de los creativos.
Principio 2- El potencial escondido. Una buena idea, que impacta positivamente a muchas personas, aún puede impactar a muchas más. Siempre vale la pena preguntarse cómo puede hacer eso.
Principio 3- Paternidad creativa. Las ideas no tendrán mejores padres que nosotros mismos. Tenemos que llevarlas hasta el punto en el que pueden sobrevivir solas.
Principio 4- La siguiente idea es la mejor. Una vez una idea ya vuela sola (o simplemente no funcionó), es hora de pasar a la siguiente gran idea. ¿Qué cosa genial podremos hacer ahora que solucione otro problema importante?
Principio 5- Si no nos divierte, no vale la pena. Las innovación está más en el corazón que en la cabeza. Debe generar una alegría profunda. Debe ser motivante sin necesidad de que alguien te pague por hacerlo.

Acción día 9

Trate de reclutar innovadores para el equipo que aún no existe. Imagine que usted logra animar a un grupo de ¿Amigos? ¿Colegas? ¿Familiares? a que busquen soluciones para algún problema importante de ¿La familia?  ¿La comunidad? ¿El planeta? Después de imaginarlo, espere el momento oportuno para “reclutarlos” ¿Cómo puede hacerlo? ¿Y si ellos le cambian el objetivo a esta “cruzada”, usted estaría dispuesto a adaptarse? ¿Cómo hacer para que el entusiasmo se mantenga hasta lograr resultados?
Día 8

Innovena Día 92020-12-15T08:56:12+00:00

Innovena Día 8

Día octavo

Consideraciones para el octavo día:
Los reyes magos
​Los innovadores son como unos reyes magos
Pueden crear riqueza de la nada. ¡Es magia!
Bueno, la riqueza que un innovador crea no es de la nada. Es de su cerebro. Es de su capacidad para generar ideas. Pero no necesita nada físico. En este sentido, una idea nace “de la nada” y no cuesta nada.
Hace un tiempo, un país producía más riqueza porque tenía tierra disponible y podía poner a miles de personas a cultivar arroz, por decir algo. También, si tenía muchas personas, podía volverlos soldados e ir a conquistar a sus vecinos y hacerse con sus riquezas. Era otra manera… (muy popular durante mucho tiempo). Sin embargo, las ideas jugaban un papel preponderante. Es decir, una nación podía “crear de la nada” soldados para defenderse. Por ejemplo, si un general tenía una idea genial, podía, con menos soldados, derrotar al general enemigo que tenía muchos más. De esta manera, una nación con menos soldados y más ideas, podía igualar a una nación con más soldados y menos ideas. Las ideas podían ser de estrategia o de tecnología. Es decir, podía ser que el general utilizara su ingenio para engañar al enemigo y hacerle caer en una trampa. En este caso, las ideas eran de estrategia. Pero también podía ser que los ingenieros de su nación, inventaran una forma de multiplicar el alcance de una catapulta. En este caso, las ideas estaban inmersas en una desarrollo tecnológico. En ambos casos, las ideas reemplazaban a la fuerza bruta de miles de soldados.
Pero estos ejemplos se refieren solo a las formas violentas de conseguir riqueza. Volvamos al primer planteamiento en el que las ideas reemplazaban a miles de trabajadores en algún cultivo. En este caso, a falta de enemigo al cual engañar, las ideas se limitaban (al menos inicialmente) a los desarrollos tecnológicos. Inventar un nuevo modelo de arado, podía multiplicar la efectividad de un grupo de cultivadores en algún país. Tanto que el excedente de producción podía luego ser vendido a los vecinos y, de esta forma, abrir una nueva forma de “apoderarse” de su riqueza. Mucho más justa (porque el vecino estaba recibiendo algo que deseaba tener).
Lo cierto es que las ideas, en mayor medida cada vez, reemplazan gente y reemplazan el acceso a recursos naturales.
Una nación que sea buena generando ideas, tiene una capacidad portentosa para generar riqueza.
Será una nación de reyes magos.

Acción día 8

Haga magia:
Invente hoy algo. Haga que en el mundo exista algo que no existía antes. Un juego, un servicio, un postre. Haga conciencia sobre esa creación. Mire y entienda su capacidad para crear. Mire la manera como puede cambiar la vida de las personas. Siéntase un mago.
Día 7
Día 9

Innovena Día 82020-12-15T08:55:54+00:00

Innovena Día 7

Día séptimo

Consideraciones para el séptimo día:
Inicialmente habìa un problema
No parecìa haber soluciòn a la vista. Era un problema insolucionable.
Nadie quería ponerse en la inùtil tarea de probar soluciones.
Ocasionalmente alguien proponìa alguna soluciòn, pero esperaba que otro la aplicara.
Viendo la desperaciòn e impotencia de todos
Alguien intentò una soluciòn nueva.
Como era de esperarse, esa idea no funcionò.
Ideas nuevas nunca funcionaban. Era una pèrdida de tiempo, decìan todos. Sin embargo,
Otra cosa pensaba el ideador. Porque ahora que lo habìa intentado una vez
No iba a dejar de intentarlo…

Acción día 7

3 cosas nuevas. Trate, durante lo que que queda del día, de alterar la forma como se hacen tres cosas. Conviértase en el anarquista de la familia o del trabajo. Intente cambiar la forma como se hacen tres cosas que involucren a otras personas. Si todas le han salido bien, significa que no está siendo tan anarquista. Trate nuevamente.
Día 6
Día 8

Innovena Día 72020-12-15T08:55:32+00:00

Innovena Día 6

Día sexto

Consideraciones para el sexto día:
La innovación es un regalo.
En navidad damos regalos.
La innovación es uno de los mejores.
Estar al lado de una persona innovadora es una experiencia fabulosa.
Por estas tres razones
1. Siempre tiene formas nuevas de hacer todo. Cuando le funcionan sus ideas suele cambiar la forma como hacemos las cosas. Y cuando no… al menos es una fuente inacabable de anécdotas.
2. Los innovadores son la última esperanza de la humanidad. Quizá suene un poco exagerado, pero la solución de los grandes problemas de la sociedad requieren un montón de innovación. Necesitaremos muchísima creatividad, una gran flexibilidad y un nivel de ejecución excepcional.
3. Los innovadores suelen ser personas felices. Su optimismo es fundamental para mantener el ánimo arriba. Muchos de sus amigos son “innovadores por contagio”
A la hora de hacer propósitos, uno de ellos debería ser lograr que en cada equipo haya, por lo menos, un innovador.

Acción día 6

Conviértete en el innovador de tu grupo. ¿Cómo puedes hacerlo? ¿Qué deberías hacer cada día?
Día 5
Día 7

Innovena Día 62020-12-15T08:55:06+00:00

Innovena Día 5

Día quinto

Consideraciones para el quinto día:
Hay dos momentos para la creatividad:
Momento de la genialidad: Cuando se nos ocurre una ideas para solucionar el problema
Momento de la verdad: Cuándo generamos ideas para ejecutar esa solución que se nos ocurrió en el momento de genialidad.
Vemos dos ejemplos. Ejemplo 1: Digamos que usted ha golpeado un mueble en su casa y ha levantado un poco de su pintura. En un momento de inspiración genial, a usted se le ocurre que en vez de llevar el mueble al carpintero o tratar de pintarlo por completo usted mismo, quizá funcione bien usar un un marcador o plumón del mismo color de la pintura. Usted busca en su escritorio pero no encuentra nada similar. Se le ocurre otro lugar, y va al cuarto de su hijo, busca entre sus útiles y encuentra un par de marcadores que le pueden servir. Prueba el primero y ¡Eureka! Funciona perfecto. El mueble queda como nuevo. ¡Perfecto! Usted ha tenido un momento de genialidad y un momento de verdad impecables. La probabilidad de que sus visitantes (o su cónyuge) noten el daño antes del próximo trasteo es muy baja. Usted es doblemente genial
Ahora vemos el otro ejemplo. Ejemplo 2: Digamos que, ante tanta preocupación de todos los clientes de su restaurante por el medio ambiente, a usted se le ha ocurrido una idea que le parece perfecta: reemplazar toda su vajilla por elementos hechos de papel y, en vez de lavarlos, usarlos en un proyecto especial para convertirlos en abono que se usará para ayudar a mantener el parque del barrio. ¡Triplemente genial! Pero ahora debe pasar al momento de la verdad. Se pone manos a la obra para ejecutar su idea. Debe hacer muchos prototipos y pruebas. En su proceso de ejecución usted se encuentra con innumerables problemas que no había previsto: Las cucharas de cartón alteran el sabor de su afamada sopa campesina, la gente empieza a percibir que su menú debería ser más económico (les parece que un restaurante prestigioso no sirve su comida en platos de papel), los cuchillos de papel simplemente no cortan la carne, etc. En un par de semanas usted ha abandonado su proyecto. Simplemente era un sueño bonito pero inviable. Lo único que le amarga a usted su tranquilidad como innovador es que unos meses después, ve en las noticias que un restaurante, en el norte de la ciudad, ha anunciado que toda su vajilla es hecha de papel…
¿Por qué tantas ideas se quedan en el momento genial y nunca llegan a completar exitosamente el momento de la verdad?
Por que ser genial una vez te hace sentir como un Arquímedes encontrando una solución perfecta. Te hace sentir casi que jugando. Tener que ser genial muchas veces sobre un mismo proceso te hace sentir, mmm, bueno, pues… trabajando.
¿Trucos para mejorar el desempeño en los momentos de verdad?
1. Extienda el momento de genialidad. Si se aprovecha el momento de lucidez y “adrenalina creativa” en que se ha generado la idea genial para imaginar la forma en que se puede ejecutar, se lograrán resolver muchos de los desafíos que pueden desanimar a los ejecutores posteriormente.
2. Zapatero a sus zapatos.  Hay personas perfectas para los momentos de genialidad y perfectas para los momentos de la verdad. El mismo que genera la idea genial no necesariamente es el mismo que la ejecuta. Haga equipos que tengan ambos perfiles
3. Siga jugando. Mantenga la emoción de ejecutar la idea genial poniendo hitos intermedios que dejen ver el progreso y conviértalo en un proyecto colaborativo que todos entienden y quieren.

Acción día 5

Piense en un propósito que tiene para el próximo año. Piense detalladamente cada uno de los pasos que seguirá para ejecutarlo. Ahora tome cada paso y pregúntese. ¿Cómo puedo hacer este paso, este solo paso, de una manera genial? ¿Nunca vista? ¿Increíblemente eficiente? ¿O Divertida?
Luego pase al siguiente paso…
Día 4
Día 6

Innovena Día 52020-12-15T08:54:50+00:00

Innovena Día 4

Día cuarto

Consideraciones para el cuarto día:
Saque las ideas de su cabeza
Si alguna vez está tratando de identificar una oportunidad para innovar. Saque las ideas que tiene en su cabeza. Y también cada idea que se le vaya ocurriendo. Sáquelas de su cabeza. Póngalas en un papel o grábelas en su teléfono. Use el medio que prefiera pero sáquelas de su cabeza y olvídelas.
¿Por qué?
Porque las ideas obligan a pensar en ellas. Y distraen de la realidad.
Digamos que usted va al parque y ve que las personas comen Donuts pero se ensucian mucho. Inmediátamente, a su cabeza viene una idea para solucionar eso. Digamos que usted se imagina un empaque para Donuts que evita que quien la come se ensucia. Es una buena idea, probablemente. Sin embargo esa idea ha matado todo el proceso innovador.
Usted ya no ve ninguna otra necesidad de las personas. Por todas partes ve que las personas están sucias luego de comer su Donut de chocolate. ¡Suciedad! ¡Suciedad! La realidad le confirma lo que usted quiere que le confirme. Esto hace que usted no vea otras necesidades. Quizá las personas tienen una necesidad más importante que es deshacerse de la servilleta que han usado mientras comen la Donut. O tienen cargo de conciencia porque se están comiendo esa deliciosa Donut a pesar de las recomendaciones de su médico. O…   Todas estas necesidades desaparecen. Ninguna existe más para usted. Solo la terrible suciedad. Y hay alguna buena probabilidad de que alguna de estas otras necesidades sea más importante o provea una mejor oportunidad para un nuevo producto o servicio. Pero usted ya no las verá. Porque su idea le ocupa toda su atención.
De hecho, su obsesión por la recién descubierta oportunidad, le podría impedir descubrir que no hay tal. Que la gente está perfectamente feliz ensuciándose al comer su Donut. Que sienten que es parte del ritual “Dunístico”. Y que con una simple servilleta se soluciona la cosa. Pero usted no ve eso. Usted está seguro (por que su idea piensa por usted), que la gente está inconforme, estresada, desesperada, con el aspecto higiénico de la situación.
Adicionalmente, usted debe saber que las ideas son tremendamente celosas. Una vez una idea se apodera de su cerebro, no va a dejar tan fácilmente que entre ninguna otra. ¿Para qué molestarse en pensar otras ideas, si ya tengo la idea perfecta? Así que esas otras posibles soluciones para evitar que la gente se ensucie, nunca llegarán a su cabeza.
Como ve, tener una buena idea puede matar la innovación.
¿Y qué se puede hacer?
Primero, mantener la actitud desconfiada del buen innovador. No asumir que la interpretación propia es la misma del usuario. Recordar que lo que a uno le puede parecer algo inaceptable, al otro le puede parecer algo deseable. Que los marcos y criterios de evaluación de cada momento son personales y particulares.
Segundo, sacar las ideas. Tan pronto como aparecen. Ponerlas en la libreta de “Ideas geniales”, ponerlas en su “Papareto”. Esto logra que se haga espacio en el cerebro para nuevas ideas.

Acción día 4

Tome una hoja de papel normal y dóblela en 4 partes. Póngala en su bolsillo o en su cartera. Será lo que llamamos los Brainers, un Papareto. Un Papareto es la combinación de las palabras Papel (para anotar las ideas) y Pareto (El apellido del señor italiano que popularizó eso de que el 20% de las causas producen el 80% de los resultados).  Utilice su Papareto para sacar las ideas de su cabeza. Escríbalas allí (desdoblando la hoja para anotarlas con detalle) encerradas en círculos (Evite hacer una ordenada lista de ideas, cada una de ellas precedida de un guión). Cada 2 o 3 días, revise su Papareto y pregúntese cuál de las cosas anotadas allí le pueden incrementar en un 80% su efectividad para conseguir sus objetivos.
Día 3
Día 5

Innovena Día 42020-12-15T08:54:29+00:00

Innovena Día 3

Día tercero

Consideraciones para el  tercer día:
¿Saben qué es un PIN? Es una palabra que hemos inventado para resumir tres cosas que debe andar buscando todo buen innovador: Problemas, Insights o Necesidades.
¿Por qué son importantes los Pines? Porque el espíritu de la innovación está más en las preguntas que en las respuestas. Es decir, un buen innovador es alguien que sobresale por su capacidad para identificar las verdaderas causas de los problemas o las verdaderas motivaciones de las personas?
¿Por qué hablamos de “verdaderas” causas o “verdaderas” motivaciones? Porque cuando queremos resolver un problema, es probable que lo que vemos en la superficie no sea el verdadero problema. Si un niño tiene dolor de garganta, lo más importante no es tratar el dolor de garganta sino determinar si se trata una faringitis que debe ser tratada con antibióticos (para matar unos bichos que no se ven fácilmente). Si se trata la infección, el dolor de garganta, eventualmente desaparecerá. Si no se trata la infección, así se usen calmantes para el dolor, la situación puede empeorar. En el caso de los procesos de innovación, identificar las causas del problema es un paso fundamental. ¿Y por qué hablamos de “verdaderas” motivaciones? Porque cuando se involucran a las personas, es importante que se tenga en cuenta sus deseos, temores, frustraciones y demás plétora de necesidades emocionales. Sin embargo, no es fácil conocer las emociones que llevan a una persona a hacer o dejar de hacer algo. Si uno está tratando de solucionar un problema de una comunidad, la solución no debe solamente cumplir los requerimientos técnicos (construir un parque que cumpla las normativas de seguridad, por ejemplo) sino también las necesidades emocionales (muchas de ellas de caracter social). Como por ejemplo: ¿Qué significa el parque para cada personas? ¿Qué temores siente una madre cuando piensa en dejar ir a su hijo al parque? Y lo más complicado es que las necesidades emocionales no siempre están en el nivel consciente. Esto hace que averiguarlas no sea una simple tarea de preguntarles a los involucrados. Hay que “leer entre líneas”. Hay que atar cabos. Hay abrir canales de comunicación más informales, más cercanos, más cálidos y seguros. Con canales así, las personas se abren y cuentan sus historias. Y allí, escondidas en las historias, están las motivaciones.
Y una vez, identificadas las verdaderas causas o las verdaderas motivaciones, podemos, ahora sí, buscar buenas ideas para nuestra innovación genial.

Acción día 3

Juegue a ser Sherlock Freud. Sherlock Freud es un personaje especial. Es una mezcla de detective con sicólogo.
Para jugar a ser Sherlock Freud, aproveche los momentos en los que esté reunido con otras personas y busque identificar emociones que sean importantes para ellos. Para hacer esto, hable con ellos y llévelos a que le cuenten historias de su vida, que hayan sido significativas. Escuche cuidadosamente e identifique emociones fuertes que le hayan podido marcar. Ahora trate de imaginar (¿Entender?) de qué manera esas emociones siguen presentes en la forma como esta persona toma decisiones cotidianas hoy en día. ¿Están presentes esas emociones en el momento en que esta persona ha decidido a cuál colegio enviar a sus hijos? ¿En el tipo de cerradura que ha instalado en su casa? ¿En el tipo de publicaciones que hace en sus redes sociales? ¿En…
Día 2
Día 4

Innovena Día 32020-12-15T08:54:12+00:00

Innovena Día 2

Día segundo

Consideraciones para el segundo día:
Si vamos a ser súper-innovadores, tendremos que ser mejores en cada elemento de la innovación. Y el primero de ellos es la capacidad estratégica para enfocar la innovación. Esto quiere decir, simplemente, ser mejores en entender en dónde enfocar nuestra energía creativa. Debemos ser buenos en identificar cuál problema solucionar antes que cualquier otro.
Los innovadores son tremendamente enfocados. Saben que no tienen energía creativa (ni recursos, ni tiempo) para encontrar soluciones geniales para varios problemas al mismo tiempo. Saben que la razón para esto es que gran parte de las ideas salen de esa capacidad que tiene el cerebro (personal y colectivo) de “rumiar” el problema. Es decir, esa capacidad que tiene el cerebro para seguir trabajando, de manera inconsciente, en el problema. Esta es la capacidad que nos hace gritar “Eureka” en mitad de una película o mientras tomamos una ducha, porque hemos encontrado la solución al problema que nos ocupa.
Y eso no es posible, si estamos cambiando al cerebro de prioridad a cada momento. El proceso de procesar inconscientemente el problema y buscar soluciones en cada cosa que vemos a nuestro alrededor se rompe. Debemos empezar a ser mono-innovadores. Así que hay que ser muy buenos escogiendo UN solo problema para ocupar a nuestro cerebro. Pero ese problema no puede ser cualquier problema…

Acción día 2

Dedique el día de hoy a tratar de responder estas preguntas:
¿Cuál problema podría resolver (o hacer desaparecer) que, resolviendo ese, se desaparezcan otros más?
¿Solucionando cuál problema sería más… (feliz, famoso, rico, cualquiera que sea su medida de satisfacción)?
Día 1
Día 3

Innovena Día 22020-12-15T08:53:32+00:00